Marcado igualmente por este sentido de revelación íntima, la artista Mary Kelly, produjo una obra que obtuvo considerable atención en los años 70. Entre 1973 y 1979, la artista desarrollo un trabajo que tuvo gran repercusión destaque entre las artistas feministas posteriores: una enorme documentación, en diferentes medios, del nacimiento y de la primera infancia de su hijo. Titulada Documentación pos-parto el trabajo es repartido en seis secciones que acompañan el desarrollo del niño, pasando por el destete, por la progresiva separación de los padres, por la adquisición del lenguaje, finalizando el trabajo con el niño siendo capaz de escribir su propio nombre.

La obra pertenece a un periodo que marcó la vida de Mary Kelly, y a través de ese trabajo la artista revela y comparte su intimidad con nosotros. Se desvelan dos momentos: primero el momento de la obra, cuando deja de ser un objeto de contemplación y se transforma desde lo cotidiano para formar parte del mundo imaginario colectivo; el segundo es el momento de una vida, a priori resguardada, que se torna pública, pasando a ser reconocido como Arte.

Hoy en día, podemos hoy establecer una relación de ese trabajo con los movimientos que vienen ocurriendo en la red de internet, , a través de los weblogs , un nuevo fenómeno de presentación del yo en la vida cotidiana, donde surgen colectivos activistas, diarios personales y nuevas formas de periodismo. Son en estos espacios virtuales donde muchas mujeres desarrollan sus diarios íntimos, presentando al público que navega por la red toda una información de su embarazo y el desenvolvimiento de su hijo, fenómeno que viene ocurriendo en Brasil principalmente. En esta ventana la mujer pasa a compartir el momento de su intimidad, experiencias, conflictos, felicidad y lo cotidiano, con otras personas desconocidas, en el ciberespacio.
texto: Bia Santos |08/10/2006