Senta… Levanta…

instalación de pared, 1999

El primer contacto con los hilos dorados y plateados se produjo en la elaboración del diseño bordado de la instalación de 1999 ‘Siéntate, levántate, siéntate, realizada en tres sabanas, en que predominaba el blanco del tejido. En el primero de ellos estaba el bordado sutil de un inodoro de pequeña escala; en el segundo, pequeñas sillas plateadas, en equilibrio sobre un alambre dorado; una silla dorada debajo; en la tercera sabana un urinario. Estos elementos utilizados son signos de intimidad, de uso único por parte de cada individuo, demostrando el momento de interioridad.